27.12.05

Una ayudita, por caridad...

... y eso digo yo, que las ayudas se dan por caridad, y no por coacción. Lo digo por la moda que algunas ONG´s han instaurado desde hace unos meses. La "estrategia" es la siguiente: se colocan en la calle Preciados (para los que no sean de Madrid, Preciados es una de las calles que salen de la Puerta del Sol en dirección a Gran Vía, y está llena de tiendas, entre ellas El Corte inglés, FNAC o Zara) unos cuantos chicos, todos bastante jóvenes, con chalecos y distintivos de estas ONG´s, carpeta en mano, todos muy pizpiretos. Tú vas caminando por esa calle, absorta en tus pensamientos, viendo escaparates, incluso escuchando música, cuando de repente alguien te aborda y trata de llamar tu atención. De modo que te paras, te quitas los cascos, paras el reproductor de mp3 y le miras ya con cara de: "mira, no me apetece". Te explican que son de una ONG´s (de verdad, no quiero hablar ál de ninguna de ellas, sólo de sus métodos de captación), que necesitan ayuda... Tú les explicas que ya colaboras en otras cosas, pero da igual, ellos insisten. También da igual que les digas que no te interesa, que tienes prisa... y por supuesto, el haberte hecho socio al final tampoco te exime de tenerte que parar cada día para explicarles que ya formas parte de su ONG. ¿Por qué debo contarle a nadie si colaboro o no colaboro con otras asociaciones? La solidaridad, la ayuda, la caridad, ¿no deben ser algo libre y generalmente anónimo? Lo que desde luego no debe ser es algo obligado. Y a mí me obligaron. Me obligaron porque me hicieron sentir avergonzada de mi concidicón de ciudadana del primer mundo, porque me hicieron sentir culpable de mis privilegios, porque me dió vergüenza decirles que no. La verdad, puedo permitírmelo y me alegro de haberme inscrito, pero sinceramente, el que quiera apuntarse a una ONG debería informarse por su cuenta y acudir por sí mismo, no porque un chaval te obliga. Por cierto, un aviso para Cruz Roja: No dejen que sus chicos vayan diciendo, cuando les explicas que ya estás en otras asociaciones, "Pero nosotros somos los mejores". Sinceramente, me gustaría pensar que en esto son todos igual de buenos. Y me gustaría pensar que todos son los mejores denunciando lo mismo que denuncian ante el ciudadano,pero ante el poderoso, especialmente ACNUR, que depende de ONU. ¿NO hay alguien por ahí sobrado de dinero y que no acaba de pagar deudas? ¡También pueden irles a ellos con las carpetitas! Aún así, pobres de todos los que son capaces de pasarse las tardes enteras pasando frío abordando a gente que no siempre será amable.

3 comentarios:

Kanddela dijo...

Todo esto me parece muy bien pero te aseguro que a mí no me habrían enganchado. Suena prepotente y de sobradilla pero yo para eso son ice-woman, ya me conoces.
Por cierto... ¿por qué en esta, tú página, no hay una fotuca de Salsita con lo mona que es?

¡¡Cuba libre!!
Ni patria, ni muerte: ¡libertad!

Anónimo dijo...

A mí también me asedia todo tipo de neo-misioneros.
Por eso ya hace tiempo que ando con pantalón corto, sandalias (en invierno las complemento con unos calcetines gruesos) y un plano municipal bajo el brazo.
Si insisten, a pesar de todo, contesto:
-Ho sento, no sóc d'aquí.
-Sorry -me responden amables.
El problema es que este sistema que aleja a los muchachos de las ong's, atrae a los carteristas.

Antonio dijo...

Tampoco estoy muy de acuerdo con ese tipo de tácticas de marketing, pero la verdad es que para que las emplee una gran corporación o una empresa estafadora de multi-propiedad, al menos en una ONG "se supone" que harán algo bueno con tu dinero.

Y digo SE SUPONE porque el mundo es bastante cruel y despiadado. A El jardinero fiel me remito.