21.2.06

El cine sin complejos

La pasada tarde - noche (la del domingo 19 de febrero) se entregaron los BAFTA. Estos son los premios que la academia británica de cine y televisión otorga en una gala anual. Simplificando mucho, diríamos que son como los Goya británicos. Pero no, no son como los Goya, porque me temo que los académicos británicos no son tan obtusos como los españoles.

Tendemos a quejarnos de los nacionalismos políticos, algunos por un marcado amor a la patria (yo no entiendo esos amores abstractos, qué vamos a hacerle, a mí me gusta besar lo que amo o disfrutarlo, y así como beso a un tío o a mi madre, o una canción me hace llorar, la palabra patria me dice poco), otros porque los consideramos un atraso y un estorbo a la convivencia sin provincianismos paletos, pero el catetismo cultural también es poderoso, especialmente en el cine español.

No me voy a cebar hablando de la gala de los Goya porque el tema ya se ha quedado viejo, ni voy a hablar de las calidades del cine español, sólo quiero destacar el palmarés de estos BAFTA, en los que una película norteamericana, un actor norteamericano, una actriz norteamericana y unos cuantos norteamericanos más se han llevado el premio a casa. No es que no hubiera películas o artistas británicos, los había, y estaban nominados, como mi adorado Ralph Fiennes (se acaba de separar de Francesca Annis… ¡bien! Esto… pobre, debe estarlo pasando mal) o Rachel Weisz, pero simplemente los otros también lo estaban. No como en los Goya, donde Sarah Polley o Tim Robbins no aparecen nominados en una película que se llevó los principales premios.

Felicidades a Jake Gyllenhaal (Los Angeles, California), que no sé por qué está pasando desapercibido frente a Ledger, cuando creo que los dos personajes tienen fuerza suficiente como para no eclipsarse.

Curiosamente, los norteamericanos, a los que tanto acusamos de mirarse el ombligo, de no ver lo que hay más allá de sus fronteras, han tenido últimamente entre sus nominados a un español (Javier Bardem), a una colombiana (Catalina Sandino), y han premiado a Pedro Almodóvar como autor del mejor guión original.

Aprecio los esfuerzos del cine español y su gente por sacar adelante los premios del cine español, y agradezco que, como han destacado muchos años, no intenten copiar otros premios, como los Oscar, pero quién sabe, quizá ha llegado el momento. De copiar, claro.

8 comentarios:

Dani dijo...

Jake Gyllenhaal debería presentarme a su hermana.


Fiennes ha dejado a la mujer sí. Pero, debes preguntarte, ¿es casualidad que coincida con el estreno de Brokeback Mountain?

Ilse dijo...

No, lo que pasa es que le gustan maduritas, pero no tanto, y ha decidido probar con una chica estupenda, lista y atractiva, y encima de 33. Además, ya sabes que estos actores son medio raritos, y le gusto porque tengo un aire a su hermana.

Dani dijo...

Pues nada, cuando te lo agencies le dices que me presente a Rachel Weisz, que buenas son Rachels a falta de Maggies.

Y la Weisz que deje al pesao del Aronofsky, que un tío que pone tanto microplano algún complejo debe tener.

Ilse dijo...

Weisz es mu viejuna para tí, no? Va a cumplir 35...

Dani dijo...

En el tema actrices lo de la edad va a otro ritmo, todo el mundo lo sabe.

Anónimo dijo...

Que leria con los nacionalismos... Las autonomias lo unico que quieren es poder gastarse sus dineros al margen del Gobierno, los que andan con el rollo del sentimiento de nacion y toda la hostia son los del PP. Bueno, y los de ERC, pero esos son como Milikito junto a los payasos de la tele, un sucedaneo histrionico que termina apartandose a un ladito.

Goio

monty dijo...

y que contento se le ve a jake. Y es que no le han dado casi premios a él, verdad? Y el muchacho está tan magnífico... Y en proof sale con barbita de tres días y vestido de estudiante, mein gott, aunque la peli parece una caca... Pero en fin, qué os voy a decir a vosotros, infelices, que fantaseais con liaros con actores heterosexuales. Como si quedara alguno...

angelina jolie dijo...

Hola guapa. ¡Que harías los guionistas y madrileños en general sin los provincianismos paletos que llegan a vuestra vida y os aportan otra visión de la vida¡¡¡¡

Respecto a los amores abstractos, he de decirte, que, a veces, son los más profundos y los que, para mucha gente forman parte del sentido de su vida.

ESe amor a la patria que no entiendes. No has nacido en Pamplona donde muchos intentan decirte y hacerte entender que no eres navarro, que eres vasco y que tienes mucho que ver no sólo con los vascos,que por otro lado son ideales, sino que además tienes mucho que ver con los franceses de Zuberoa,... Iparralde....etc... PUes bien, ese amor patrio se siente cuando paseas por ese parque donde jugabas con tus hermanos, cuando vuelves a Pamplona y vas a la Taconera y ves esos patos,, o cuando te tomas un frito de huevo del bar "Museo"....El pelo se te pone de punta y todo lo que ves te parece que es como la primera vez que lo ves en tu vida y es lo que más te gusta del mundo... Ese amor abstracto porque no puedes abrazar al pato, ni a la hierba, ni al huevo que te comes es lo que hace que sientas amor a tu patria y ese amor abstracto...... Espero que estes de acuerdo conmigo. Y

Ya me he comprado gafas y no sabes que modernas... estoy a topisimo querida Silvia