14.2.06

Si es que no se puede tener todo

Los tiempos están cambiando. Antes los papeles estaban más que repartidos, el hombre trabajaba fuera para ganar dinero y la mujer se quedaba en casa, lavando la ropa, limpiando, atendiendo a los nenes… todo era armonía, cariño en el hogar y reposo del guerrero.

Ahora, las mujeres queremos más. Exactamente se trata de eso. No es que queramos vivir mejor, más años, o con más calidad de vida. Queremos ser más perfectas, más delgadas, más buenas madres, más jefas, más ricas, con más responsabilidades… y así no se puede, nenas.
Luego vienen los lloros, las frustraciones, y los arrepentimientos. Yo, que nunca me he considerado muy mujer (esto puede parecer confuso, pero no lo es), me siento como si no estuviera siguiendo el camino marcado. Pero da igual, soy una chica de hoy, independiente, con trabajo y casa propia, así que me cago en los remordimientos educacionales, en las frases populares y en el arroz Brillante y sigo p´alante, que es lo que todo el mundo espera de mí.

Si es que, aunque proteste, en el fondo soy obediente. Además, ellos también tienen sus problemas. Al menos nosotras sabemos andar con falda y con pantalones, no como el pobre Francis Montesinos.

1 comentario:

Dani dijo...

Tooodos queremos más. En palabras de Noel Gallagher:

"What, you askin' me if I'm happy? Listen, I've got eighty seven million pounds in the bank. I've got a Rolls Royce. I've got three stalkers. I'm about to go on the board at Manchester City. I'm part of the greatest band in the world. Am I happy with that? NO I'M NOT! I WANT MORE!!!!!!!!"

Además, es eso. Yo no sé llevar falda.

Un besito.