21.2.06

Unas risas…

… me he echado esta tarde por Madrid. Primero porque he salido pronto del trabajo, que siempre es una bendición, y además he venido con Quique a Madrid, lo cual garantiza risas. Para colmo me ha invitado a un trozo de bizcocho que había hecho una compañera suya, y que estaba tan bueno como kilos debía engordar (santo Dios, estaba bien compacto, eso en dos días es un arma arrojadiza, y si lo dejas macerar, en un mes es un arma nuclear). Hemos soportado el atasco madrileño con una de nuestras sesiones popular trash, que consisten en poner en el cd del coche (de SU coche) greatest hits de todos los tiempos, como _Libertad sin ira_, _Como yo te amo_, _Dancing queen_, y otros. Entonces bajamos las ventanillas, subimos el volumen y berreamos. Yo tengo buena voz, pero Quique tiene un falsete que supera a todos los Bee Gees y Jimmy Sommerville juntos, así que suelen ser momentos muy divertidos.

Quique me ha dejado en Quevedo, y desde ahí me he echado un paseito (a pesar de que como dice el dicho “hace un brís que corta el cutís”) Fuencarral abajo hasta Gran Vía y Puerta del Sol, para coger ahí el autobús.

Me encanta la calle Fuencarral, es un foco de modernos con tiendas ultracaras y aceras llenas de mierdas de perros de pedigree de los gays pudientes de la zona, que son muy estupendas y muy divinas, pero al final son tíos guarros, como (casi) todos. He mirado escaparates, viendo lo más trendy de la city, he entrado en Desigual porque aún tienen rebajas y me encantan sus camisetas, y me he reído con una t-shirt súper cool que había en otra tienda y que ponía bad bush, junto a una foto del actual presidente de los EE.UU, y good bush, junto a la foto de un monte de Venus tapado por un escaso bikini. Para los no anglófilos, bush (arbusto). No pienso explicar más el chiste…

He bajado por Gran Vía hasta Callao, y he entrado en la FNAC. Cualquier día pediré al gobierno que declare el shopping una enfermedad. Lo siguiente será que junte a mi familia y les diga, muy dramática: “padres, hermanos, cuñaoooooos (¡sí, soy muy básica, qué passa!) sobrinos… Me llamo Silvia y soy adicta a las compras”, para después pedirles que vayan a la FNAC y al H&M (creía que los suecos eran eficientes, pero aún nadie se ha puesto en contacto conmigo para ofrecerme un banner) y den mi nombre y me prohíban entrar como a las viejas al bingo de su barrio.

Como era de esperar, me he comprado dos libros. Me gusta mucho leer, pero creo que me gusta más comprar. No hay nada mejor que ir a la FNAC a mirar libros. Yo veo el título, miro la editorial, leo las pestañas… y la verdad, suelo acertar. Hoy han caído dos: _City_, de Alessandro Baricco, y _El curioso incidente del perro a medianoche_, de Mark Haddon. Este último viene avalado por las excelentes críticas de medio mundo, y como yo necesito seguridad… Por cierto, que me ha faltado un pelo (y dinero, que este mes voy fatal, gracias, Dios, por hacer un mes de 28 días) para comprarme _V de vendetta_ recién reeditado, seguramente para aprovechar el tirón de la peli.

Contenta y cargando con mis libros he llegado a Sol, y ahí ha llegado la segunda risa de la noche. Al dirigirme hacia la parada del bus, he visto el siguiente anuncio:


¡Qué talento el del publicista! ¡Qué forma de usar los medios más al alcance y lo que nos rodea (obsérvese que el edificio está en reforma, la calle en la que se asienta también, y hasta el semáforo anda ahí medio provisional) aunque sea para vender un producto. Lástima que muy pocos tengan dinero para pagar un viaje fuera de Madrid hasta que lo acaben.

12 comentarios:

Dani dijo...

Aaahí ha estado fino el publicista sí.

Pues yo hoy me he levantado tarde, he ido a Terrassa (hora y media) y al llegar me han dicho que es que esta tarde no había clase. He vuelto aaa casita (hora y media más), y he cometido la imprudencia de cenar antes del entreno, sin saber que teníamos entrenadores nuevos y que nos iban a hacer correr como desgraciados.

Casi echo las patatas fritas ahí en medio.

Never again.

Anónimo dijo...

Bueno, esa camiseta compite en antiguedad con la ultima menstruacion de mi abuela, pero siempre esta bien recordarla, cuñaaaaaa.

Goio

Dani dijo...

Ya sabemos que su abuela empezó a menstruar cuando la camiseta. Un par de pistas más y descubriremos su edad.

Por cierto, te ha llamado "cuñaaa", yo no quiero decir nada pero...

Anónimo dijo...

Busque usted en yahoogroups, o en algun log del messenger, que mi edad habia sido revelada tiempo atras, castron. Y no me venga a decir ahora que llama usted a la Wannabe "cuñao", porque me llevaria una sorpresa mayuscula.

Goio

Dani dijo...

Si no le digo yo que no, hasta me suena leerle confesando su edad.

Lo que pasa es que es mucho más divertido calcularlo a partir de la menstruación de su abuela.

Ilse dijo...

Yo digo que son 30, y ahí me planto.

Ismael dijo...

La camiseta es vieja si, la vi en Haight-Hasbury (que pacha, a guay no me gana ni cristo) hace cerca de dos años.

El libro de City de baricco me lo regalo mi hermano hace varias Navidades, lo empece a ojear un dia y no me dio buena espina pero tampoco me lei las preceptivas 50 paginas por lo que puede que me equivoque.

Al otro le tenia ganas, ¿es del niño detective autista no? ¿ha salido en bolsillo o sigue siendo el robo en rustica de Salamandra?

me mola cuando escribes en plan destroyer pero positivo.Podrias tener una columna en el Yo Dona. Es mas deberias tenerla!!!

Anónimo dijo...

Sorprendido me tienes. Primero Watchmen y ahora compras algo de Baricco, que es como decir DIOS. TODO lo que escribe es bueno y si no te gusta mereces ese flequillo.
City está muy bien, como todos, pero no sé que pasa con este hombre que no suele gustar. Aparte de Seda, que es como la puerta de entrada y es muy zen y muy regalable y a todo el mundo le gusta, el resto provocan malas reacciones en la gente inferior.
Que lo disfrutes.
Beebop

Ismael dijo...

Pollas como argollas bee. 'La leyenda del pianista del oceano' siempre ha sido highly praised en esa lista zombi que tu y yo conocemos. ¿Que tal esta ese de la Iliada/Odisea que se ha reinventado?

Anónimo dijo...

Pues mola mazo, Ismahell. No solo porque funcionar, funciona, pese a quitar cienes de páginas y cepillarse a los dioses en la trama. Sino que además se marca una simple pero lúcida reflexión sobre la guerra como epílogo que pone la guinda ferpecta a tan entretenida historia clásica rescrita con brío y cariño.
Pero ya digo, este señor es como los cochinos, todo se le aprovecha: océano mar, city o tierras de cristal son tambien raras y herbosas. Hasta en divertimentos como Sin Sangre hay que quitarse el sombrero.
Háganlo todo suyo. Poséanlo!

Beebop

p.d. Veo en la foto que ha cogido unos kilos.

Ilse dijo...

He visto este comment en el email y he venido rauda a ver a quién se refería con lo de los kilos. Vale, vale, será bien recibido cuando venga al primer mundo. ;)

Anónimo dijo...

Juro por el alma de chanquete que me refería a la curiosa foto de Ismahell y de hecho esperaba algun chascarrillo del tipo "pero en el pakete" o groserías de ese pelo.
Jamás diría yo eso a ninguna sra. o sr. salvo que de ello dependiera mantener en antena Arrested Development. Y no es el caso.
Palabrita.De hecho a usted ni se la nombra en ese post ni tampoco me fijo yo en sus formas de esa manera, que mi sra. es muy suya para las collejas.
Atte
Beebop