20.3.07

Abandonarse

Vivir es cansado y requiere demasiado esfuerzo. Desde levantarse, decidir qué te vas a poner, si desayunas en casa o en el bar del trabajo, hasta coger fuerzas para apagar el DVD o el ordenador y largarte a la cama antes de que den (otra vez) las tres y media de la madrugada, aún cuando quieres seguir viendo "Lost" (ya sabía yo que a estas alturas tenía que haberlo dejado pasar), o te apetezca seguir escribiendo.

Por eso a veces me gusta abandonarme. Por eso a veces (igual más que las que debiera) me quedo con la mirada perdida, sin pensar en nada. Por eso no salgo de casa un domingo por la mañana, aunque haya un sol espléndido y amigos listos para tomarse algo conmigo. Por eso fijo los ojos en la pantalla del monitor, viendo letras que me pertenecen y que en ese momento me cuesta creer que haya logrado juntar. Por eso veo películas y me siento incapaz de analizarlas (siquiera para poder hacer un pequeño comentario). Por eso me siento en la escalerita de madera frente a las estanterías, mirando todos los libros que me esperan, o me apoyo en el lavabo y me miro, y todo lo que soy capaz de hacer es apoyarme fuerte y llorar, o abro las lamas del armario del dormitorio, viendo amontonarse los jerseys con las camisetas, los calcetines con las bragas, las sábanas con las toallas, esperando un orden que pensaba que llegaba a la vida solo. Ahora ya tengo asumido que no sólo no llegará, sino que el abandono acabará por instalarse, y sólo de vez en cuando me levantaré para hacer algo.


A veces he querido notar cómo una sombra caminaba conmigo, como arrastrando de mí hacia atrás, para hacerme sentir cansada. Cada pequeño deber en mi vida ha sido un terrible esfuerzo que superar. Ir a clase, hacer los deberes, estudiar, llegar puntual a una cita, comer lo que debo, hacer lo que debo… No suelo lograrlo, para qué nos vamos a engañar. Igual porque a veces me gusta abandonarme, y eso, aunque no sea lo que deba hacer, no me cuesta esfuerzo alguno.
Hace un rato me senté aquí para escribir algo, porque me apetecía contar algunas cosas que me han pasado, pero cuando me he querido dar cuenta, me había abandonado, y ya no me he sentido capaz más que de contar esto y acompañarlo con Simon & Garfunkel y The divine comedy. Pongo la actuación de Divine comedy porque esta noche me he sentido un poco así:

Tonight we fly
Over the chimney tops
Skylights and slates -
Looking into all your lives
And wondering why

Happiness is so hard to find



Y ya me han vuelto a dar las tres y media de nuevo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

llegan las 3 y siempre antes de las 4, eso es un orden, aunque en ocasiones nos gustaría cambiarlo.

Los ordenes conocidos no son más que órdenes establecidos que nos hacen sentirnos más seguros. Una seguridad basada en la repetición y la ausencia de ella en ocasiones (y solo en ocasiones) nos descoloca.

Por lo menos eso me dijo no sé quién, no sé por qué, no sé cuando, pero creo q fue en un bar.

FdB

P.D.vaya armario más ordenado

Carlitos dijo...

"y no sabes cuanto cuesta aceptar que no vooooolverás..."

Anónimo dijo...

Oh,,, que triste estás...No te abandones, Voy a crearte un club de fans, PRESIDIDO POR TU MADRE, para que te anime a escribir o este blogg o un libro, pero sobre todo para que no te desanimes.... MUCHOS TE QUEREMOS MUCHOOOOOOO, pero no verte triste. ÁAAANIMOOOO, sin abandonos, quiérete, y quiérenos a todos leyéndote..

Ilse dijo...

1. FdB, ¿Y quién te dice que nunca dan las cuatro? Si tú supieras...

2. Carlitos, ayer estuve de compras con mi sobrina de 19, y dice que va a ir al Clubber´s day. Te voy a pasar una foto y me la vigilas, que ahí no va más que gente mala.

3. Si para conseguir que mi hermana me ponga un comentario en el blog me tengo que poner así de triste, pues me pondré. Pero vamos, que en un día de viento, después de cascarme tres episodios de Lost, pelearme con Salsa y poner la lavadora, pues es normal que te dé bajona. No pasa nada, tonta.

kanddela dijo...

Jopeeee Silvita linda, yo no quiero leer estas cosas. No lo entiendo mucho... de verdad que no.
Claro que entiendo que te abandones a veces, yo también lo hago y me gusta. Pero sin bajar tanto, tontita.
¡¡Vamonos a Cabornera a vivir de las cabras y de los entremeses para uno!!
Toma este abrazo grrrrrrrrrande...

Queer Enquirer dijo...

A mi esta lalita no me gusta! Quiero que vuelva la deslenguada de enormes tetas, que es estupendérrima. Por cierto querida, esa foto que has puesto bien podría servir como cartel de Saw 4...
Bezotezzzzzzzz

Goio dijo...

Little es geniAL! en su papel de ideologo del siglo XXV, pero de mientras (risas) llega a esa fecha manteniendo pelo en su cabeza y carne rodeando sus huesos (aplausos), yo te invito a deprimirte! (silbidos). Si, Hermana, deprimete! Deprimete hasta que la ultima conclusion ultima sea que la culpa es de LOST! Demos chance a una nueva asociacion por la defensa del animo occidental: todos contra LOST!!
[que te iba a decir yo al respecto? pues nada sano, claro: a hostias os corria yo a todos, coño]

el paseante dijo...

Es un post precioso. Lo voy a releer muchas veces porque a veces me siento así y no sé explicarlo.

¿Sabes qué? A veces, cuando estoy bajo de todo, me gusta sentarme en la escalerita de madera frente a las estanterías de tus posts y leerte para agarrar fuerzas.

Un beso.

be dijo...

caos.
del latin chaos, y este del griego xáoç, abertura.
abertura...

el caos tiende al orden. el caos es una especie de orden superior, my friend.

: )

Anónimo dijo...

Hablando de latinajos: "labor omnia vicit improbus", que dijo Virgi en las "Geórgicas". Así que, levanta el trasero, y a comerte el mundo, ¡mujer de poca fe! (en ti misma).

Arganzueleño.