28.3.07

Si yo fuera presidente…

… sería la primera mujer presidente de España, y caminaría por todos lados con la cabeza muy alta, orgullosa de haber llegado a presidente y esperando la menor oportunidad para decirle a mi madre: “¿Ves como si he llegado a ser algo en la vida?” Parecería una mujer segura de mí misma, y hablaría todo seguido, sin titubeos. Diría las cosas para que la gente pudiera entenderlas: “Este año no subimos las pensiones porque hay mucho chorizo que no paga los impuestos”, estilo muy directo, cercano al ciudadano. Haría que la gente confiara en mí. Trataría de decir la verdad, aunque en el fondo supiera que hay que tragar sapos. Daría la mano muy fuerte, como el imaginario Clinton en “Primary colors”, y besaría de verdad, haciendo “chuikk”, sin poner sólo las mejillas. Iría al congreso en vaqueros, pero también me pondría preciosos vestidos de gala escotados, para ser una presidente sexy.

Si yo fuera presidente sería implacable con la oposición, pero también con los de mi partido. Obligaría a todos a asistir a los plenos, bajo pena de serles descontados sus sueldos por cada día de ausencia. No me dejaría comer por los que abuchean, levantaría la voz , les llamaría maleducados y a continuación les soltaría un sonoro “váyanse a tomar por culo”. Lloraría en los funerales y no sería capaz de decir esas palabras neutras de pena que usan los presidentes.

Si yo fuera presidente iría a las sesiones de la ONU y les diría que me da vergüenza estar al lado de los que van a la ONU y luego venden armas o crean minas antipersona para vender a países pobres. De los que hablan de lucha contra el terrorismo y son morosos a la ONU, aunque tengan dinero para las guerras. Iría a las cumbres internacionales para inmigración a chillar que no se puede detener al que quiere vivir mejor y a las de medio ambiente a decir que no se le puede pedir a la gente que separa la basura y recicle viendo cada día las bolsas de basura que salen de los Mc Donald´s con cartón, envases y todo mezclado.

Me pondría muy seria con los empresarios, pero aún más con los trabajadores. Declararía a hacienda todo el mundo, y cambiaría las leyes para que los que defraudan al erario público, tienen dinero en “b” y especulan, fueran a la cárcel o sufrieran humillación pública. Esta medida me gusta especialmente. Pondría una especie de cadalso donde subiría el ciudadano corrupto. Allí, él mismo tendría que contar por qué está ahí, y desde abajo la gente le llamaría de todo. Controlaría cuántas medicinas se les da a los jubilados, que les gusta más un gelocatil que un caramelo, y trataría igual de mal a los funcionarios vagos que a los que critican por deporte a los funcionarios.

Dedicaría mucho presupuesto a educación, crearía la LOEASVA (Ley Orgánica de Educación “Aquí Se Viene a Aprender”), y ningún estudiante llegaría a la universidad escribiendo con faltas. Haría un ministerio de educación paternal para enseñar a los padres que hay que educar a los hijos y para convencerles de que su hijo puede ser alguien de provecho sin tener una carrera, haciendo un oficio, que los oficios son estupendas formas de ganarse la vida. Tendría una televisión española rematadamente deficitaria, aunque los programas serían mucho menos caros que los actuales, así que quedaría más o menos igual. Y si yo fuera presidente, colocaría de ministros a muchos de mis amigos, pero no por enchufe, sino porque sé que lo harían bien.

La realidad es que si yo fuera presidente dormiría aún menos de lo que ahora duermo. Me moriría cada día leyendo la prensa que me ataca, lloraría la primera vez que tuviera que claudicar en algo porque el poder es así, y seguramente provocaría tales escándalos que acabaría por dimitir en menos de un mes. Porque aunque quisiera, yo no sirvo para presidente. Por eso voto a otros, para que hagan lo que yo no quiero o no me siento capaz de hacer.

Al igual que los políticos están para hacer política, los ciudadanos están para votar, pero no sé si para entrevistar presidentes. Digo esto porque hace un rato he acabado de ver la entrevista a Zapatero confeccionada por preguntas de ciudadanos normales y corrientes, como yo. La idea a priori suena bien, pero en la práctica es terriblemente aburrida. Porque los españoles no somos buenos ciudadanos, eso no es novedad, y el bien del estado nos da por culo. Lo que queremos es comer caliente, tener una casa, un buen coche y dinerito para salir de copas. Así que las preguntas eran del estilo: “Oiga, es que yo cobro poco”. “Oiga, que a ver cómo hago para comprarme una casa”. Y la verdad, igual que nos da por culo el bien del estado, aún nos da más por culo el bien de uno que sale ahí contando su vida.

Aparte de que la mayoría ignora lo que significa hacer una pregunta, con lo que las intervenciones se estiraban tanto que ya ni sabías qué narices querían preguntar. Aún así, ha habido una reflexión interesante. La de un consultor que ha hablado de los tres estamentos allí reunidos: la sociedad, carente de valores. Los medios, condicionados por la empresa, y los políticos, en los que la gente ha dejado de confiar. El señor ha preguntado si este modelo de política estaba acabado. Sí, pero también el modelo de sociedad, y el modelo de comunicación. Vamos, que somos todos igual de capullos.

15 comentarios:

Goio dijo...

Nah, imposible, si tu fueras presidente ya no se podrian tratar los asuntos de Estado poniendo los cojones sobre la mesa.

Goio dijo...

Se me entienda, es que en tetas no habria quien te ganara, coño. Bueno, y en esto ultimo tampoco, pero no luce sobre una mesa como un buen par de huevos.

Adulter dijo...

La primera mujer presidenta! Como Ana Obregón! :D

Ilse dijo...

¿Creeis que será posible, zombies míos, que dejemos de hablar de mis tetas en todos los comments?

Adulter, no me había dado cuenta, pero efectivamente la sombra de Ana Obregón es alargada, al menos en mi cerebro. ¡¡Si hasta he escrito "presidenta sexy"!! Madre mía, madre mía...

Angie dijo...

Silvia, tendrías mi voto y te ayudaría en la campaña! Porque sé que con lo que te gusta, y sólo con eso, eres una apasionada...como le cogieses el mismo gusto a la política que a los conciertos y festivales de cine, te consagras! besos desde argentina

silvix17 dijo...

Te votaría todo el tiempo sin parar!!! Pero lo que más me gustaría es que me pusieras en un ministerio... y entonces sí que iban a ir apañados unos cuantos... ¿Me reservas un silloncito en un gobierno imaginado?

Sonique dijo...

Bah, hubiera molado mucho más un post de 'Si yo fuera rica...' (dubidubidubidubidubidubidubiduuuu). Ahí sí que te pido yo un ministerio... ;)

Dani dijo...

Yo te votaré!

A condición de que pongas una ley contra hacer los trabajos el último día, cuya aplicación me estaría ahora mismo ahorrando las prisas con mi texto sobre The Office y Extras.

G&L dijo...

Si fueras presidenta te harías coleguita de Bachelet y de Hillary y os dedicaríais en las citas oficiales a hablar de tíos, de cuernos, de ropita,... en definitiva a ponernos verdes. Aunque seguro que es lo que hacen Zapatero, Bush y Chirac cuando se juntan y hablan de tetas y culos.
No sé, si quieres te voto, lo malo es que, conociéndote, pondrías todas las decisiones oficiales en tu blog antes que en el BOE.

Ilse dijo...

Bueno, yo es que tendría unas relaciones con los USA que ríete tú de Aznar y los pies encima de la mesa. ¡Con la de Dolce Vitas que tiene Hilary, Dios mío! Lo que pasa es que tengo un dilema: me gusta Ségolène Royal para nuestras cumbres de chicas, pero gustosamente tendría un affaire con Sarkozy. Ay, qué complicado es esto de la política. :p

Queer Enquirer dijo...

Tenemos que hablar de tus tetas! ¿Se puede hablar de Aznar sin hablar de la guerra de Irak y del Prestige? NO! Pues cada uno a "apechugar" con lo suyo.
Si tú fueras presidenta en vez de ir a TVE irías a Dolce Vita y te conectarían el polígrafo. Yo iría y contaría muchas cosas sobre ti...
Y si yo fuera presidente, lo primero que haría sería pintar de rosa los leones de las Cortes.

el paseante dijo...

Si metes en la cárcel a todos los que tienen dinero "b" o son corruptos, los del ladrillo se van a seguir forrando, corrompiendo y cobrando en "b" a la hora de construir miles de nuevas prisiones. Entonces habrá que enjaularles a ellos y será necesario levantar más cárceles. Esto va a ser un lío hija. Mejor dedícate a escribir.

Oye boba, ya puedes decirle a tu madre: “¿Ves como si he llegado a ser algo en la vida?”

kanddela dijo...

¡Si, si! Yo quiero que seas presidenta y me hagas Ministra de Educación sin Ciencia, que hace mucha falta y también Ministra de Emigración para echar de Madrid a todos los paletos-mala gente, sean de donde sean (recuerda nuestros cánticos anti catalanes, tinerfeños y valencianos,:). ¡Ah! También quiero 53 días de vacaciones y un piso con vistas al mar, gratis.

¿Ok?

Ilse dijo...

Nena, llegas tarde. Los ministerios están repartidos entre los zombies (Fran hizo un buen trabajo) y hasta he nombrado ya algún subsecretario. Además, te recuerdo que esto es un gobierno legal y honesto, no empecemos con los líos. En todo caso, lo de las vistas al mar, como no te coloque un poster de Las Canteras pegado a la ventana...

Arwen dijo...

Pues yo creo que todas tus propuestas están muy bien y que si muchos más pensáramos/pensaran así el mundo no iría tan mal, los modelos de política, comunicaicón, sociedad y demás no estarían acabados y, quizás, y sólo quizás, nos atreveríamos a mirar al de al lado para algo más que acordarnos de su familia...