14.3.07

Improvisar

Hace años tuve un novio al que si, de repente llamabas para verle en un día que no habías quedado previamente, se contrariaba mucho y te contestaba: “Pero hoy no habíamos quedado”. Yo, comprensiva le explicaba: “No, pero podemos quedar. ¿No te apetece?”. Él contraatacaba: “Bueno sí, pero es que no habíamos quedado…” Así hasta que yo, ya un poco cansada, le espetaba: “¿Quieres quedar o no quieres quedar, coño!”

Si yo fuera de esa manera, me habría perdido muchas cosas en la vida. Entre ellas los planes “flash” de Mariano, que hoy, sin comerlo ni beberlo me han llevado, un martes, de concierto.

Mariano es el que dio nombre a este blog, y una de las personas con más talento que conozco. También es una de las personas más hiperactivas, extravagantes e imprevisibles que conozco, con lo que de bueno y malo tienen estos adjetivos.

La primera vez que tuve un plan “flash” con Mariano, yo acababa de salir del H&M, (en serio que como los suecos no me pongan un banner voy a inventarme un nombre como el que usamos los zombies para designar a los que dicen cuándo es primavera o cuándo no. Vamos, los almacenes del triángulo verde) feliz con unos mitones de encaje negro que me iban ideales para el disfraz de Kelly Osbourne con el que pensaba asistir a la fiesta de disfraces de “Soy el que más sabe de televisión del mundo” en la que, claro está, tenías que disfrazarte de personaje televisivo. Llamé a Mariano, embriagada por la emoción, y al decirle que estaba en Gran Vía resultó que él estaba cerca, y me animó a que fuera a tomarme algo con él y un amigo. Unos vinos en un local tranquilito de Chueca acabaron siendo unos gin tonics en un bar de travestis, conmigo encima del escenario presumiendo de pechos ante las travestis, que reconocieron que las mías eran mejores, y además naturales. Sí, bueno, hubo una a la que no le caí bien, pero “loser, loser” fue lo más lindo que le dijimos.

Hoy salía (tarde) de trabajar, y Bea se ofrecía a dejarme en Vallecas, muy cerquita de mi casa. Cuando bajábamos en el ascensor, me ha dicho: “Ah, se viene Mariano”. Yo encantada, porque como ya no trabajamos juntos al menos en comidas o vueltas a casa nos vemos. Ya en la calle, he besado a Mariano, que ha tardado “cero coma” en soltarme el planazo:

Mariano: Silvita, ¿Te vienes a un concierto en “la Moby”?
Yo: ¿Ahora?
Mariano: Sí, anda…
Yo: ¿Y quiénes tocan?
Mariano: “Ellos”
Yo: No sé quiénes son. ¿Qué hacen? No serán unos absurdos de esos como los Astrud…
Mariano (dubitativo): Err… bueno… ¡Anda vénte, que lo vamos a pasar bien.

He ido. ¿Ventajas? Que lo he pasado muy bien, que he llamado a mi amigo Juan (el modenno de los rizos), porque yo también monto planes “flash”, y se ha venido. Que “Ellos” es el típico grupo genial para saberte las canciones y ser groupie, y que “Seine” es el típico grupo que escucharlo no te aporta nada, porque suenan un poco a todo, pero que lo hacen bien, cantan en inglés y tienen una imagen muy NME.

¡Ah, dos cosas más! Al fin he conocido a Gómez, el novio (diseñador) famoso de Mariano, que tiene el honor de que Rufus se enamorara de uno de sus diseños (ya lo conté, el de la camiseta de River Phoenix) y al que le falta muy poco para salir más en las revistas que Ana Obregón.

Hacen buena pareja, ¿verdad?

También he aprendido nuevos términos para ser cool. Todo ha empezado cuando Mariano ha alabado mi look de hoy: Babydoll, leggings, y zapato plano de purpurina verde. Nos hemos reído de ese momento petardeo de nombres, y le he contado cuánto me gusta conocer esos términos para soltarlos luego en una conversación. Primero fue “Vintage”, luego “eso es un must”, seguidamente llegó “trendy”, más tarde “Mainstream”, después “cool hunter” y ahora sé lo que es el hitlist (los éxitos de moda de la temporada) y ser un early adopter (el que primero pilla el estilo que luego se pondrá de moda).

Ah, no todo ha sido bueno. Durante todo el concierto he temido por mi babydoll ante los peligrosos bailes de Mariano y su cigarrito. El babydoll ha sobrevivido y ahora cuelga de la cuerda cogiendo el aire fresco de la noche madrileña y liberándose del olor a tabaco. Mi brazo derecho, sin embargo, luce una bonita quemadura de cigarro. Muy trendy, eso sí.

12 comentarios:

Dani dijo...

La primera vez que decidí ir a un concierto medio improvisadamente descubrí a Rufus así que siempre se debe decir sí por si acaso.

Amigos, improvisad.

Queer Enquirer dijo...

¿Enseñando las tetas a los travestis? Te habrás dado cuenta de que tu vida se ha vuelto un poco almodovariana...

Ilse dijo...

Pero qué obsesión te ha entrado con Almodóvar!!

el paseante dijo...

La gente educada concedemos o solicitamos citas con la debida antelación. Pero, ¿qué se puede esperar de una tía que se mezcla con travestis en la barra de un local?

Por cierto, al ver la foto de tus amigos he pensado en Rubalcaba y Aznar de jóvenes, tomando unas copas después de una mani contra los separatistas periféricos.

Goio dijo...

Je, que cojones tienes... Que tengas que ir aprendiendo esa terminologia de esta manera...

YO SOY EL PROVINCIANO, ENTIENDES, YO!!!! Y NI SIQUIERA VOY POR AHI DE JUERGA CON INVERTIDOS!!!!!!!!!!!!!!!

Martín dijo...

Hola,

Con Rufus ya hubo un acierto, con Mika van dos, aunque tenga un PA, debería ser un NM. Tienes algo preparado para esta semana?, aunque sea una improvisación..

Ciao
Un filósofo de bar

Ilse dijo...

Hombre, sí, a Mika podemos ponerle un NM, porque aunque todo el disco suene muy bien, casi todas las canciones se parecen a alguien, y que yo empiece a sacar similitudes, con lo que odio hacer eso... Espera, espera... ¿El NM es para ti? ¡Qué va, a la velocidad que va la música, yo estoy con el MD que me ponía la profesora de matemáticas! En cuanto a las improvisaciones... se trata de eso, de improvisar. Pero acabo de improvisarme un par de conciertitos en el ticktackticket estupendos, a ver a quién engaño.

Anónimo dijo...

las comparaciones son feas y además, aunque se parezca a otro, me gusta volver el soniquete y el ritmito q te entra.

Por cierto, me encanta que me engañen, uyy, eso suena horrible, entre descarado, caradura o amigo del cuerno, así q mejor lo dejaremos en dependiendo de la ocasión.

FdB

Ilse dijo...

¡Y yo que pensaba que los filósofos eran gente aburrida...! Pues nada, las improvisaciones (para abril y mayo, vamos que, de improvisaciones tienen poco) son: Joan as a police woman (la violinista corista de R.W, aunque aún no he escuchado su disco) y quizá quizá, porque aún no estoy convencida, repetir The soundtrack of our lives. ¡Ah, y Mika, porque el modenno de los rizos se ha improvisado uans vacaciones y me ha dejado tirada!

Anónimo dijo...

ohhh, q malvado este bisbi, son las cosas de los "originales", nada que ver con los animados filósofos, y más cuando son de bar, un ecosistema de lo más entusiasta.

Seguiremos la improvisación en mi NM musical, a ver si remonto algo.

FdB

G&L dijo...

Buscaos un hotel, por favor...

Ilse dijo...

Oh, mira quién llegó, el aguafiestas... ¡véte a cuidar de lo mejor que has hecho en tu vida y deja de molestar a los egoístas! :p