29.1.06

Desde Tenerife con amor…

… me llaman mis dos amigos chicharreros. Lo primero que me dicen es que soy gafe, porque se les ha ido la luz y encima hay unos vientos de mil demonios. Ya ves tú, ¡Como que nos les han pasado cosas en estos últimos meses! De hecho, cuando yo vivía en las “afortunadas”, aquello era un paraíso (bueno, bien es cierto que descubrí que eso del buen tiempo en Canarias es un mito, pero vamos, no pasaba nada de esto).

La verdad, qué pusilánimes son estos chicos. Les caen unas lluvias de nada y se les cae media isla, a algunos encima de un coche, se encienden un piti y queman un edificio del XVII. En fin…

Protagonizamos una escena de lo más romántico; ellos dos hablan conmigo en un bar a la luz de las velas, y yo con ellos mucho más confortablemente desde la cama, (no, guarretes, no penséis mal, es que el móvil estaba sin batería y es en la mesilla donde lo pongo a cargar).

Les interrogo sobre si piensan cumplir la promesa de venir a verme. De hecho, creo que es por eso por lo que han quedado. Sí, bueno, seré gafe, pero consigo unir amigos que de otra manera andan siempre jugando al gato y el ratón y dándose mutuamente plantones. Claro que luego se encuentran y mírales, como si hubieran hecho la comunión juntos.

Mis amigos chicharreros tienen una extraña conexión conmigo. Ambos me mandan extraños mensajes de texto con el móvil, siempre con provocaciones varias. Algunos ejemplos:

CHICHARRERO1: ¡Hetera!
CHICHARRERO2: ¿Dónde estás? Hace días que no me llamas feo…

Esto cuando no me llaman a las 08.00 (a.m, por supuesto) para despertarme. Claro, que eso me extraña menos, puesto que ambos tienen también la costumbre de soñar conmigo. ¿Soy, acaso, la protagonista de sus sueños lúbricos? ¿Les provoco poluciones nocturnas? ¿Soy la chica de sus sueños? Bueno, esto tercero puede que sí (en realidad soy la chica de los sueños de cualquiera, pero ninguno lo sabe (aún)), pero la respuesta a las otras dos preguntas es “no”.

Chicharrero1 soñó el jueves por la noche que iba a verle a su islita, que me quedaba en su casa y que otro colega tinerfeño se escondía porque no quería verme. ¡Madre mía, qué le habrá contado al otro pobre para que se esconda de mí! Curiosamente, Chicharrero2 no parecía en ese sueño. (Chicharrero1 quiere a chicharrero2 para él solo, pero no quiere aceptar que Chicharrero2 es (fuertemente) heterosexual, y que aparte de ese momento romántico a la luz de las velas, no pasará nunca de amor platónico)

Chicharrero2 me recuerda que él también soñó conmigo hace unos meses. En su sueño, yo era una mujer virtuosa, buena, en paz con el mundo. Vamos, lo que soy yo, si salvamos un pequeño detalle: era una monja. Afortunadamente, sé poco de Freud, porque estoy segura de que esto no significa nada bueno.

Al final, después de tanta charla me prometen que seguirán la cumbre y me confirmarán si hay fumata blanca en torno a la visita, y de paso me piden que les saque en el blog. Vamos, que no soy monja, pero tengo el cielo ganado.

Y digo yo, ¿no sería un disfraz de monja? Con esa tradición carnavalera fuertemente arraigada en los tinerfeños me creo cualquier cosa.

Que la verdad es que he probado y a la vista está. ¡De monja también estoy estupenda, y modernísima, además!

¿Seguro que no acababa colgando los hábitos como Julie Andrews en Sonrisas y Lágrimas? Se lo tengo que preguntar a Chicharrero2.

7 comentarios:

Dani dijo...

Yo conocía a una monja, tía de mi abuelo, que era bajiiiiiiiiita bajita bajita.

Anyway. Con los chicharreros cuidado, que son gente que está ahí todo el día encerrada en una isla como los del dr moreau, y no puede salir nada bueno.

Ilse dijo...

Por cierto, gracias a Dani por la foto!! : )

Queer Enquirer dijo...

Me halaga mucho que escribas sobre mi, pero que luego reciba amenazas telefónicas con convertirme en un eunuco si no te dejo un comentario en 24 horas es denunciable por extorsión, chantaje y secuestro.
Yo creo que estás celosa porque Chicharrero2 es accesible para mi y tú sólo puedes soñar con él. Porque vale, hemos soñado contigo pero ¿quién te dice a ti que no soñamos el uno con el otro?
De todas maneras no te preocupes que quedas invitada a nuestra boda.

Anónimo dijo...

Pero que majaaaaaaaaaa es esta xica cuando quiereeeeeeeee.
Gracias por darnos nuestros 3 minutos de fama, ahora todo es sentarse a recibir las llamadas de las (y los) groupis que hayan leído este blog y sientan de pronto que ya no pueden vivir sin saber más de los chicharreros numerados de Silvia.

Besos
Beebop

P.d. no, no colgabas los hábitos. Mojita pa toa la vida, ala. :P
p.d.2. segun Freud significa que tienes mal genio y te gusta montar pollos en el corte inglés. estará equivocado, supongo.

monty dijo...

pero los chicharros no han decidido fecha aún, no? Hay fumata blanca o no? Cuánta emoción!!

Carlitos dijo...

Yo le diría a chicharrero1 que no se fie: a mí me dejó tirado en el altar en Londres. Este es de los que repiten.

Anónimo dijo...

Andaaaaa lista, ves como no eramos las unicas que queriamos salir en el blog?? Y encima ya te han dado una idea para la fiesta de disfraces, je je je.

besitos - nat