18.1.06

Love is in the air...

... y en una bolsa de patatas. Al menos es donde yo lo he encontrado en los últimos días. Unas encuentran a su príncipe azul en una rana, otros encuentran una señal en una canción de amor, algunos en una mirada persistente en el metro, y otras con menos suerte se encuentran un corazón de patata, que puede que no tenga nada que ver con el amor, pero sí es el gag perfecto de las imitaciones de Anne Igartiburu en "Homo zapping".

No sé si esto será una señal, bien de que voy a encontrar el amor, bien de que vigile las enfermedades cardiovasculares, o bien de que deje de comer patatas. De momento elijo la tercera opción y me pongo a dieta. Si me pongo estupenda seguro que lo encuentro, pero que sea algo más grande que una bolsita de Lay´s.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien, por un sitio hay que empezar. ÁAAAAANIMOOOOOOO.
Los trajes de color FUSIA te están esperando.

Anónimo dijo...

Ups, a partir de ahora seré más cuidadosa cuando coma patatas, no sea que encuentre algo interesante... ¡Qué curioso!

monty dijo...

puedo hacer una recomendación culta sin que me llames de todo? Bueno, soy tigre y no puedo borrar las rayas, así que la voy a hacer: los espigadores y la espigadora, peli de agnes vajda. Patatas en forma de corazón, la vida que sale de la tierra. Es un documental, pero lo vas a adorar. Hazme caso, no te llorarán esos ojos que fotografías así porque sabes lo preeeeeeeeciosos que los tienes...

grelinno dijo...

¿que es lo que tiene que ser más grande que la bolsa de patatas?, ¿el amor?, ¿el enamorado?, ¿otra cosa??, ¿qué ?, ¿qué?, ¿qué?... no habían quedado en eso de que el tamaño no importa (juas).

Ilse dijo...

El amor, por supuesto. Y el enamorado... que sea bueno. ¡Soy una romántica!

Anónimo dijo...

el amor se encuentra en una bolsa de patatas, o en la cola del supermercado, o en un boys, o en el lugar que sea... sobre todo si se es tan bella como tú...

Óscar

grelinno dijo...

¿qué tal el ojo??? BESOTES

Ilse dijo...

Lo suficientemente bien como para jurar que esta noche a más tardar actualizo este blog!!

antonio dijo...

A mí también me gustan las papas fritas de bolsa... pero no suelo comprarlas, las que tengo en casa lo están por si viene alguien (cosas más raras se habrán visto) y sólo las como cuando compruebo que están próximas a caducarse. Y entonces las como con esfuerzo y dedicación, eso sí, pero nada de desperdiciar comida, ni la que viene en bolsa de plástico y está 100% manufacturada :p

Me alegra que tu ojo haya mejorado. ¡Relax! :)