18.1.06

Tensión.

Eso es lo que le pasa a mi ojo derecho. Bueno, no sé muy bien qué le pasa, ni a mi ojo derecho ni a mí. El caso es que aparece de esta guisa, con pequeñas vibraciones y dolores intensos que se esparcen por el ojo y toda la cabeza, hasta hacerme saltar las lágrimas.

No sé por qué razón está así, como inyectado en sangre. No he mirado mal a nadie, ni quiero hacerlo, pero mi ojo se rebela, y me dice que basta ya de pantallas, que quiere dejar de ver haces de luz artificial y luces grisáceas, que quiere ver el marrón de las hojas secas, el granate de las que aún permanecen, resistiéndose, en algunos árboles. Que busque cielos, nubes, soles, estrellas, pero que deje de encerrarme en un mundo imposible.

Mi ojo no me conoce aún bien. No sabe que cada día tengo más miedo a todo, hasta casi a abrir la puerta del portal, que cada día me siento peor conmigo misma, que cada día me miro y no me entiendo. Y tampoco entiendo a los que me miran mejor que yo...

A lo mejor mi ojo quiere decirme algo. No sé si dejarle hablar o seguir encerrada en el mundo de las luces artificiales.

9 comentarios:

Dani dijo...

¡Silviaa no digas estas cosas asín mujer, que hasta llegas a anular el schadenfreude!

El ojo se curará sólo o lo curaremos a gotazos o algo para que puedas mirar fija y amenazantemente a la cuñada en caso de que venga a la cena.

Y el miedo a abrir el portal piérdelo antes del 3 de febrero que sino ya me contarás cómo entro yo

Anónimo dijo...

Lo del ojo te pasa por poner ese fondo del blog en plan Valerio Lazarov y las letras tan chiquitas que parecen hormigas.

Ahora en serio, a mí también me pasa eso del ojo (también en el derecho): pequeños temblores en el párpado, un dolor en la sién, enrojecimiento cuando hace frío, lagrimeo.

Me pasa cuando estoy muy saturado de temas por resolver. Me sucedió este lunes, por ejemplo. Y sé que este año sólo se repetirá un par de veces más.

En ocasiones lo produce el estrés, o un cambio en el tiempo, o una conjuntivitis, o unas defensas bajas.

Si te sirve de algo, a mí me dura un par de días y se marcha solito con sus maletas hasta la próxima.

En cualquier caso, a una persona que escribe esos posts tan alegres sólo puede cantársele:

Lève toi c'est décidé
laisse moi te remplacer
je vais prendre ta douleur

Doucement sans faire de bruit
comme on réveille la pluie
je vais prendre ta doleur

PD: como eres anglófila, te perderás esa letra de Camille.

Anónimo dijo...

Olvidé decirte que el ojo azul de la foto es bonito. El otro no sé.

Anónimo dijo...

No estés tan triste que nos haces llorar a todos......Me alegro que la patata frita del día siguiente te enseñara el camino (para los iniciados, vease cual libro de intriga a lo "Código Da...", cualquier cosa sirve y dá mucho juego) Sé valiente como tú eres y deja los miedos...Besos y a cuidarse el ojo.

Anónimo dijo...

Bueno, no te preocupes por el ojo. Yo sí sé lo que es tener un ojo mal. Y tú bien conoces los efectos de tener un ojo mal... De todas formas, tu iris sigue irradiando belleza... Por cierto ayer fui al médico, y la operación ojo del desierto funciona.

Oscar

Anónimo dijo...

Fijo que es estrés

grelinno dijo...

tía, tía, tía... yo no quiero asustarte pero ve al médico ya porque eso me tiene amí pinta de ser una conjuntivitis adenovírica que te gaas (y lo digo porque yo al he sufrido y sé lo que es y sé lo que significa y sé lo jodido que es que por culpa de la dichosa conjuntivitis ahor ami ojo derecho vea sólo el 50%)... Peor avmos, que yo deseo con todas mis fuerzas que lo tuyo sea otra cosa, simple tendión

Craptaculon dijo...

Yo mejor no digo nada!

antonio dijo...

Joder... efectivamente, si puedes ir a un buen médico que te lo vea no pierdes casi nada y ganas la seguridad de que no es nada importante.

De todas formas, me ha encantado ver cómo describes el mundo de las luces naturales y no procedentes de las pantallas y monitores que nos rodean. Soy el primero que debe vivir más ahí fuera y menos con mi LG, así que deseo que hagas lo mismo y que te sientas más descansada, sobre todo mentalmente.

Besos y cuídate.