11.1.06

Despedidas laborales

Es chungo esto del trabajo. No sólo porque pierdes muchas horas al día que no te permiten hacer las cosas que de verdad te apetecería hacer, o porque a veces te toca pasar ocho horas (o más) con alguien que ni siquiera te cae bien en vez de hacerlo con tu pareja, tus hijos o tu familia, sino porque encima ves pasar gente a tu alrededor a la que llegas a querer, y que de repente se pira sin dar muchas explicaciones. La frase de la semana es:

- "Me voy a la sexta".

Y se van. Y lo peor es que te alegras. Te alegras por ellos, que van a ganar más, o que van a estar más cerca de su casa, o que van a hacer algo que les gusta más. Además, tampoco les puedes culpar, porque tú también lo has hecho. Yo he abandonado dos veces a Oscar, y otras dos veces a mis compañeras de Canarias, y siempre se han alegrado por mí. Y yo por ellos. Así que... Ana, Quique, me alegro por vosotros, pero me cago en la sexta.


Eso sí, ahora ya no tendré a nadie que me diga a las 11.00 "¿Dónde comemos? y que sea capaz de comer tres toneladas de comida diaria. Pero no te preocupes, mantengo abierta la matrícula para la "Escuela de sirenas".

5 comentarios:

monty dijo...

TE HAS COMPRADO UN JERSEY A RAYAS HORIZONTALES EN EL HACHE Y EME??? Pero qué petarrrrrrrrrrrrrrrrrda...

Ilse dijo...

En el Hache y eme no, nen, en Barna. ¿Puedo ser más cool?

zapatillasparatodos dijo...

es lo más bonito que has escrito hasta ahora.

Anónimo dijo...

Ay! No pasa nada, a mí no me has abandonado. NUnca. Lo nuestro está por encima de la distancia...

Un beso

Tu óscar

Antonio dijo...

La foto está muy chula, el post también. La verdad, jamás me iría a la sexta, hoy por hoy no tiene visos de competir con las grandes digan lo que digan, y para pasar años difíciles, mejor quedarse en las consolidadas :b